Cuando llegamos a algo que nos interesa en la vida, una posición, o en este caso, una profesión como es ser profesor, instructor, o diría yo “apasionador” de tenis, hay que recordar que no lo he hecho solo y que muchas personas para bien o para mal han hecho que acabe siéndolo. Aquí mencionaré a las que para bien.

 

Mi padre, por invertir en que hiciese todo tipo de deportes, Mis primeros profesores( Mi padre, Eliseo, Victor y Rafa de Madrid, John Tunks de Formentera)

De Málaga ( Rubén Mayo, por hacer que le pegue mas fuerte, Gustavo Guti por darme orden táctico, Tomas Karlsson por darme las pautas para mejorar mi saque y mis voleas sobre todo y  Daryl Collins, por hacerme arbitrar partidos, y dejarme la pista de vez en cuando)

A Leo Ramos por darme un primer plan de juego y a los que han confiado en mí para darles clase.

Gracias tenis por ser el deporte que eres. Complicado, duro, pero que da gusto cuando uno puede pegarle como quiere a la bola.